Ya han llegado las aves invernantes a Andalucía - The arrival of wintering birds in Andalusia

Por fin han llegado las aves invernantes al sur de España. Pudimos comprobarlo Jorge Bellido y yo en la jornada de anillamiento científico de la mañana del 18 de Octubre. El otoño poco a poco gana la batalla al verano, y prueba de ello son los 11 grados que nos recibieron, justo antes de amanecer, en las cercanías del Embalse de la Minilla (El Ronquillo, Sevilla). Pero el calor no se ha ido del todo, a las 12:30 llegábamos a los 28...

Colocando las 5 redes del día de hoy, ya echamos de menos pantalones y botas impermeables, pues el rocío de la mañana se acumulaba en la hierba que comienza a crecer, a pesar de la ausencia total de lluvias.

Antes incluso de las primeras luces del día resuenan por todas partes los reclamos de alarma y de contacto de innumerables Petirrojos Erithacus rubecula y algunos Mosquiteros comunes Phylloscopus collybita. Sin duda, serían dos de los protagonistas de la jornada. También lo fueron las Currucas capirotadas Sylvia atricapilla, que aprovechaban para alimentarse de los últimos higos maduros de las abundantes Higueras Ficus carica que crecen en esta ribera.

Otra de las especies que ya ha llegado es el Zorzal común Turdus philomelos. Aún no son muchos, pero ya en el día de hoy capturamos y anillamos el primero (FOTO 1).

En cuanto a otros temas no ornitológicos, apuntar la alta densidad de Jabalíes Sus scrofa que hay en este lugar: al llegar sorprendimos a una gran hembra con su cría andando tranquilamente por el arcén de la carretera, y por todas partes se observaban las huellas de su paso (FOTO 2).

La nota curiosa del día la puso un extraño sonido que escuchábamos mientras anillábamos las aves a la sombra de un acebuche. El sonido provenía de varios puntos y era de muy baja intensidad. Parecía obra de un anfibio, pero no recordaba a las ranas y sapos que estamos acostumbrados a oir. Grabamos bien en nuestras cabezas esas notas y chequeamos la Guía sonora de las ranas y sapos de España y Portugal al llegar a casa. Fuimos una a una descartando especies, hasta que, por suerte, encontramos justo lo que habíamos escuchado!. El protagonista era el Sapo de espuelas Pelobates cultripes. Tuvimos suerte de estar en silencio y tan cerca, pues este sonido era inaudible a más de 2 ó 3 metros. Aquí os adjunto este curioso "reclamo":

https://db.tt/fBjK1Tuz

Un saludo a tod@s y gracias por leerme...


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates