Sorpresas en Doñana... - Surprises in the Donana National Park...

Hoy, por motivos laborales, teníamos que estar a primera hora de la mañana por las cercanías de la aldea de El Rocío, así que aprovechamos para dar una vuelta por los centros de visitantes de la zona y comer un bocadillo en el campo.

En esta zona las observaciones no suelen ser de mucha importancia, pero tal y como está el campo, lo de menos son las especies que se vean. De todas formas el de hoy será un día de los que no se olvidan, como os cuento a continuación:

Sobre las 11:00 ya teníamos resueltas las obligaciones, así que pusimos rumbo hacia la primera zona: el Centro de visitantes de El Acebuche.


Aquí estuvimos poco tiempo. Las zonas inundables estaban totalmente secas y las aves brillaban por su ausencia. Los protagonistas eran los Rabilargos Cyanopica cyanus que estaban por todas partes.

No lo pensamos mucho y nos dirigimos hacia el Centro de visitantes de La Rocina. Al pasar con el coche habíamos visto que estaba a tope de agua y además, entre pinos, estábamos más resguardados de las rachas de viento que soplaban. Nos fuimos directamente al segundo observatorio siguiendo el sendero sobre tablas.

Por el camino, estaban especialmente activos los Carboneros comunes Parus major, Pinzones comunes Fringilla coelebs y Agateadores comunes Certhia brachydactyla.  Al llegar al punto en el que el camino de tablas pasa por encima del Arroyo de la Rocina, vemos algunos Moritos Plegadis falcinellus y bastantes Garcetas comunes Egretta garzetta, además de algunos Ánades azulones Anas platyrhynchos y Porrones comunes Aythya ferina.

 En las copas de los árboles del bosque de ribera buscamos invernantes interesantes, sin éxito. Su lugar lo ocupan un grupo numeroso de Mitos Aegithalos caudatus.

Tras un rato volvemos sobre nuestros pasos para tomar posiciones en el primer observatorio, el más cercano al centro de visitantes. Aquí la cosa parece estar más animada. Nada más llegar localizamos una pareja de Cucharas europeos Anas clypeata y varios porrones comunes (machos y hembras).

Había un nutrido grupo de fochas, que vamos repasando una a una por si aparece entre ellas alguna moruna. Entretanto aparece un pato bastante oscuro, con infracoberteras caudales blancas y con un anillo ocular claro: no hay duda, tenemos un macho de Porrón pardo Aythya nyroca. Lo disfrutamos unos minutos, pero al poco se sumerge y lo perdemos.
Arroyo de La Rocina
Un rato después, entre los cables eléctricos del fondo, aparece un bonito Milano real Milvus milvus. Al enfocar los prismáticos no es uno, sino dos los ejemplares; por si fuera poco, cuando descienden ambos volando muy juntos, sale de una encima un Elanio azul Elanus caeruleus que intenta expulsarlos del territorio, consiguíéndolo. Esto se anima!!

Pasamos un rato más repasando las manchas de enea, localizando algún Calamón Porphyrio porphyrio. De vez en cuando aparecía algún Aguilucho lagunero Circus aeruginosus que rompía la calma que imperaba en el lugar.

De repente entra desde la carretera un Circus sp. tipo pálido muy muy clarito. Nos pasa bastante cerca y se aleja poco a poco dándonos la espalda. El ave en cuestión es prácticamente blanca por encima y por debajo y con una cuña negra muy muy pronunciada. Nos da tiempo a comprobar que la garganta es completamente blanca y que carece de línea negra en el borde de fuga de las alas. Estamos ante una identificación 100% segura de Aguilucho papialbo Circus macrourus. Ya tenía ganas de pillar a esta especie a placer, y encima un macho adulto (presumiblemente bastante viejo).

Apenas 5 minutos después, cuando aún comentábamos la suerte de la observación, Jorge, con los prismáticos en sus ojos, exclama: "Killo!! la Nutria!! Va a salir ahora por detrás del árbol!!" Durante un par de segundos, estuve con la porción de agua por donde debía aparecer enfocada en mis prismáticos, hasta que al final apareció. Apenas 2-3 segundos y otra zambullida. Íbamos siguiéndola a simple vista hasta que salía de nuevo a respirar. La vimos varias veces a unos 20-25 metros hasta que desapareció.

Esta es la primera observación que tengo de Nutria Lutra lutra en la comarca de Doñana y la segunda en Andalucía.

Decidimos comer el bocata en el Palacio del Acebrón. Allí poco movimiento de aves (era la peor hora posible) pero muy bonitos senderos entre turberas y bosque mediterráneo mixto, destacando Alcornoques Quercus suber y Encinas Quercus ilex de un porte espectacular.

Charcón del acebrón

Palacio del Acebrón

 Sí vimos  Procesionarias del pino Thaumetopoea pityocampa  y algunas especies de setas.

Procesionarias del pino Thaumetopoea pityocampa

Pedo de lobo Lycoperdon sp. de gran tamaño

Prado con algunas Russulas sp. (?)
Para poner punto final a este día, decidimos hacer una breve parada en la Laguna de la Madre. La luz era muy mala, pero pudimos ver muy de cerca bastantes Ánades rabudos Anas acuta (imponentes machos!), muchos Cucharas Anas clypeataCercetas comunes Anas crecca, Agujas colinegras Limosa limosa, muchísimas Agachadizas comunes Gallinago gallinago, Combatiente Philomachus pugnax, Espátulas Platalea leucorodia, Avefrías Vanellus vanellus, etc.



Al fondo, a contraluz, y como imagen para cerrar este relato, recortaban la línea de agua las siluetas de multitud de Flamencos Phoenicopterus roseus...


Un saludo a tod@s!!


PD: Las fotos, como siempre últimamente, están hechas con el móvil. Espero que pronto tenga en mis manos mi ansiada Canon SX50... :)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Design in CSS by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine
Blogger Template created by Deluxe Templates